Una de las preguntas más comunes con el Internet de Las Cosas es:  ¿Cuándo estará finalmente dentro de nuestras vidas?
La respuesta es que ya lo está desde hace algunos meses.Continuando con el tema del boletín pasado sobre el Internet de Las Cosas, en esta ocasión te presentamos información sobre los avances de estas nuevas tecnologías que ya son aplicadas en la actualidad.
A diferencia de algunas tecnologías mucho más populares que tenemos a nuestro alcance, el Internet de las cosas no ha encontrado su foco de explosión en el mercado del consumo cotidiano.
Quizás la tecnología está aún demasiado verde, o quizás las grandes  empresas del sector no han visto la oportunidad correcta para lanzar este tipo de tecnologías a un mercado más reducido.
Aún así hemos visto como Apple y Google han dado algunos pasos discretos con tecnologías como Home Kit y Android @Home.
Es decir, que es el sector privado donde el Internet de las Cosas
se está haciendo cada vez más popular.
Los siguientes, son los sectores que actualmente cuentan con el Internet de las cosas como herramienta de trabajo.

La industria de producción en masaLa maquinaria que se encarga de controlar los procesos de fabricación, robots ensambladores, sensores de temperatura, control de producción, todo está conectado al Internet en cada vez más empresas lo que permite centralizar el control de la infraestructura

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Control de infraestructura urbana

Una de las áreas en las que está teniendo más éxito el Internet de las cosas, pues permite acceder desde prácticamente cualquier parte a información de sensores atmosféricos, meteorológicos y sísmicos.

 

Control ambiental

Esta es una de las áreas en las que está teniendo más éxito el Internet de las cosas, pues permite acceder desde prácticamente cualquier parte a información de sensores atmosféricos, meteorológicos y sísmicos.

 

 

 

 

 

 

 

 

Sector salud

Cada vez más clínicas y hospitales alrededor del mundo confían en sistemas que les permiten al personal de salud monitorear activamente a los pacientes de manera ambulatoria y no invasiva.

También hay aplicaciones del Internet de las Cosas para el transporte, la industria energética, y prácticamente todos los sectores comerciales.

Como hemos dicho, el gran pendiente es el mercado de consumo,
o lo que es lo mismo, los hogares, un lugar al que probablemente
es cuestión de tiempo para que veamos la gran explosión
del internet de las cosas.

Esperamos esta información haya sido de tu agrado.

Si deseas saber más a profundidad de este u otros temas.